Visitar mezquitas Dubái

Visitar las mezquitas

Visitar las mezquitas de Dubái es otra de las actividades populares de los viajeros que visitan este destino; ya sea por razones culturales (aquéllos que desean sentir de más cerca el ritual islámico) o turísticas (los que se mueren por conocer cada uno de los edificios importantes de una ciudad). En Dubái hay varias mezquitas, no obstante dos de ellas son las más visitadas y recomendadas: la Gran Mezquita (Kuttab) y la Mezquita Jumeirah. A continuación te contamos en detalle cómo es cada una.

Visitar las mezquitas de Dubái

Visitar los lugares de culto de los islámicos puede ser una fenomenal idea para intentar comprender la base de su cultura, por eso visitar Dubái y no acercarte a alguna de sus mezquitas sería como visitar Andalucía y no conocer un tablado.

En las mezquitas de Dubái encontrarás fabulosos tesoros de la historia y la arqueología universal. Seguramente volverás de Dubái con otra idea de lo que son los árabes y, particularmente, los dubaitíes.

La Gran Mezquita de Dubái

Gran Mezquita

La Gran Mezquita es un edificio que cuenta con un estilo tradicional árabe y que se inauguró en 1900. Recibió entonces el nombre de Kuttab cuya traducción aproximada puede ser “Escuela Coránica”. Fue fundada con el objetivo de difundir y enseñar el Corán entre los fieles: niños de todas las edades se acercaban a este edificio para aprender las leyes del Corán y recitarlas de memoria. En 1960 fue demolida con el objetivo de construir otro templo más grande, debido a que el espacio se había quedado pequeño para la cantidad de fieles que concurrían cada año. Algunas décadas más tarde, en 1998, fue reformada nuevamente, aunque se mantuvo su estética original.

Esta formada por nueve cúpulas cuya característica fundamental es que se hallan revestidas con vidrios de colores; a los costados de cada una de ellas hay además otras 45 cúpulas más pequeñas. Tanto los tejados como los muros que la contienen poseen exquisitos detalles de origen persa combinados con madera maciza, vidrios trabajados a mano y paredes cuya decoración consiste en arena y mosaicos de color azul. A simple vista es un edificio magnífico que no deberías dejar de visitar.

Alminar

Otra de las particularidades de la Gran Mezquita es que cuenta con el alminar más alto de la ciudad (de 70 metros). ¿Qué es eso? Pues, una torre que también recibe el nombre de minarete a la que sube la persona encargada de convocar al pueblo a la oración. Esta persona recibe el nombre de pregonero o muecín y debe realizar esta tarea cinco veces al día (las que los islámicos se reúnen a rezar en el templo).

Entrada exclusiva para musulmanes

El único inconveniente que presenta este edificio maravilloso y que comparte con la mayoría de las mezquitas de los Emiratos Árabes, es que para entrar es necesario ser musulmán. Pese a ello, no dejes de pasarte por allí para apreciar el exquisito gusto de los árabes a la hora de construir edificios. Y, dicho esto, aprovechamos para recomendarte que la visites por la noche, ya que está iluminada con un exquisito gusto. También debes saber que aunque no puedas entrar en el templo propiamente dicho sí podrás ir al minarete y por eso sólo vale la pena la caminata.

De todas formas, no te preocupes, existen en Dubái mezquitas que se encuentran abiertas para los turistas que no practican el Islam. La más importante de ellas es la de Jumeirah (información abajo), y es un edificio que te encantará.

Ubicación

La Gran Mezquita es una de las más grandes de los Emiratos Árabes, está cerca de Diwan, la corte de Dubái, y se caracteriza por su belleza arquitectónica, su tamaño (tiene capacidad para 1.200 fieles) y por ser el principal centro de culto de Dubái.


visitar la mezquita Jumeriah de Dubái

Mezquita Jumeirah

La Mezquita Jumeirah se encuentra hecha de piedra maciza y es uno de los ejemplos más auténticos de la cultura fatimita de la Época Medieval. Se destaca porque es un impresionante edificio que sobresale en el centro del barrio. Un perfecto icono que combina tradición con modernidad. Si eres un apasionado de la fotografía o la arquitectura, este edificio te maravillará absolutamente y, difícilmente te vuelvas de Dubái sin tomarle alguna fotografía y admirar su impresionante encanto.

Alminar

La Mezquita Jumeirah posee dos minaretes que, si bien no son tan altos como el de la Gran Mezquita, le dan al edificio un aspecto simétrico y encantador. Cuando llega la noche y la mezquita se ilumina, estas torres gemelas pueden verse a una gran distancia y es, sinceramente, una imagen maravillosa.

Entrada abierta a todos los turistas

La Mezquita Jumeirah es la más popular e importante de Dubái. Esto se debe no sólo a su belleza arquitectónica, sino a que es un lugar de paso seguro de los turistas que desean acercarse a la cultura musulmana. No obstante, para visitarla debes hacerlo contratando las visitas guiadas que duran 1 hora y cuarto. Esto, si bien para muchos viajeros es muy engorroso porque cuesta conseguir aforo entre los visitantes, es una perfecta forma de entrar al lugar para conocer sus secretos. Por supuesto, ve preparado para escuchar las hazañas y las bondades de la religión musulmana. Normal, ¿no?

Otra cosa que debes tener en cuenta es que para acceder a este edificio es imprescindible hacerlo con la vestimenta adecuada; mejor si es con la reglamentaria del Islam, aunque será suficiente llevar ropa más larga de la rodilla y los codos. Cuando entres en el hall te pedirán también que te descalces. Si eres mujer, tendrás que, además, cubrirte el cabello con un paño (si no tienes uno, te prestarán en el recinto).

El lema de Dubái es "puertas abiertas, mentes abiertas" y eso se deja en evidencia en esta mezquita. El hecho de que cualquier persona pueda entrar en este templo son prueba de ello. Parece una forma simbólica de abrirle los brazos a los visitantes.

Ubicación

La Gran Mezquita es una de las más grandes de los Emiratos Árabes, está cerca de Diwan, la corte de Dubái, y se caracteriza por su belleza arquitectónica, su tamaño (tiene capacidad para 1.200 fieles) y por ser el principal centro de culto de Dubái.



Turismo, mezquitas dubái

Otras Mezquitas

La Mezquita Jumeirah no es la única que permite la entrada a todos los que deseen conocer un poco más de la cultura musulmana. También la Mezquita Al Farooq reúne esta característica. Se encuentra en el barrio de Al Safa y tiene cuatro minaretes bastante altos. Al igual que ocurre con las pocas mezquitas que permiten la entrada de personas no fieles, para visitarla es importante vestir con la ropa adecuada y manifestar respeto por el lugar sagrado.

Por último queremos comentarte algo. Si eres un apasionado de las mezquitas no puedes dejar de darte una vuelta por Abu Dhabi donde también hay preciosas arquitecturas de este tipo como la Mezquita Sheikh Zayed que es, literalmente, increíble: con piso y columnas de mármol y una acústica que te dejará asombrado. Para muchos viajeros, ésta es la mezquita más bonita del mundo.


Nuestra selección invierno 2019
Recomendaciones Dubai 2019
Hotel
Al Khoory Inn Bur Dubai

Hotel económico, limpio y comfortable situado cerca del metro.

Ver más
Selección Dubái
Hotel
Rove Dubai Marina

Moderno hotel situado en el barrio de Marina con piscina y restaurante.

Ver más
Los mejores de Dubai
Hotel
Kempinski Hotel

Elegante hotel de lujo situado en el centro, muy bien comunicado

Ver más